El modelo Sena nos permite conjugar líneas rectas y curvas, con ello se consigue crear espacios donde se suavizan las líneas y se crea cierto dinamismo.