Para las cocinas de pequeñas dimensiones también es posible crear un espacio genuino, muy personal, práctico y vistoso. Con espacio para el almacenaje y detalles muy originales como los azulejos del frente del fregadero, o el perímetro de la península rodeado por un tablero a una altura un poco más baja para conseguir un coqueto office.