Ejemplo de como con pocos elementos pero con mucho estilo se puede conseguir una cocina especial. Espectacular isla en mármol veteado a dos colores, perfectamente conjuntado con un sencillo mueble en madera tonalidad clara.